lunes, 2 de febrero de 2015











FIDEL COMO EL CHE NO CREE EN EL IMPERIALISMO 
‘NI UN TANTICO ASI’
El análisis de James Petras en CX36, lunes 2 de febrero de 2014

James Petras y Sophie con pie.jpg“El comentario que hizo Fidel Castro sobre la apertura del diálogo entre Estados Unidos y Cuba es muy importante; avisando al mundo y particularmente a los cubanos, que hay que marchar con toda cautela. Fidel dijo que muchas veces EEUU utiliza la diplomacia, la negociación, para mantener status quo. Es decir, no quieren discutir el fin del embargo, del bloqueo, no quieren discutir la entrega de Guantánamo, un territorio cubano colonizado hace más de cien años; quieren imponer condiciones sobre el tratamiento interno de la política en Cuba, etc. Y creo que es un buen aviso de Fidel, advirtiendo a los nuevos políticos cubanos que deben cuidarse. No está contra de las negociaciones, para nada, lo que dice es que hay muchas trampas cuando uno empieza a tratar con los norteamericanos. Y él debe saberlo porque por más de 50 años, Fidel fue el mejor baluarte en defensa de la soberanía de Cuba, y evitando tanto los ataques militares, como el bloqueo económico”, dijo el sociólogo norteamericano James Petras en su columna semanal de análisis de la coyuntura internacional por CX36 (*). En la oportunidad, también analizó la marcha de Syriza en Grecia, la situación en Ucrania y comentó los nuevos datos conocidos sobre el caso Nisman en Argentina. Petras anunció que regresa a Nueva York, por lo que el lunes próximo retoma su horario habitual en Radio Centenario. Transcribimos esta columna, que Usted puede volver a escuchar/descargar en el siguiente enlace:
http://www.ivoox.com/analisis-james-petras-cx36-lunes-audios-mp3_rf_4029760_1.html

Efraín Chury Iribarne: Le estamos dando la bienvenida a James Petras a los micrófonos de la 36. Buenas tardes, Petras, ¿cómo estás?
James Petras: Estamos muy bien. Es la última semana aquí en California, la próxima ya volvemos al horario normal y al frío y la nieve de Nueva York.

EChI: Muy bien.
Para comenzar, te pedimos un comentario sobre la reunión que convocó el presidente Barack Obama para el 8 de febrero.
JP: ¿Qué tema es el de la reunión?

EChI: No lo sé, sólo que es una reunión de jefes de Estado.
JP: Hay varias cosas actualmente sobre la mesa.
Primero, están los esfuerzos por fortalecer las acciones contra Rusia, en una reunión internacional, en la que se trata de imponer una política más agresiva y hay resistencia en Europa. Entonces se trata de utilizar esa reunión para conseguir el consenso, lo que es muy difícil por las condiciones políticas y económicas actuales en Europa, particularmente encabezada por la disidencia griega con su nuevo gobierno que está resistiendo nuevas sanciones. 
Otra reunión impulsada por los Estados Unidos, está dirigida a tratar el estancamiento económico que de repente ha comenzado a tener impacto aquí, sobre todo en la baja de las exportaciones, particularmente del sector manufacturero.  Hemos visto que las exportaciones que forman una parte importante de la Economía estadounidense han caído en forma vertical, están en tasas negativas actualmente, porque los mercados externos están en dificultades principalmente en Europa, donde el estancamiento y el retroceso sigue siendo fuerte y han bajado las importaciones. Lo mismo sucede con América Latina, Asia y Canadá. Y ahora china ha dejado de ser la fuerza que era. Por tanto, el mercado externo estadounidense está pesando mucho en la Economía y hemos visto la caída en el último trimestre, que indica que podemos entrar en una nueva recesión a fines de 2015.
Entonces, tanto en el exterior como en el interior, las cosas no marchan bien para el presidente Obama y busca a partir de reuniones internacionales, tratar de contrarrestar eso con medidas fiscales y una política de torcer el brazo de Europa, para que sigan la línea de confrontación con Rusia. 

EChI: ¿Obama busca una nueva guerra fría o trata de que Rusia se meta en Ucrania para justificar un posible ataque?
JP: Creo que los expertos en política exterior aquí han comentado que la guerra fría ya comenzó con las sanciones, las posturas agresivas y el quiebre de las relaciones diplomáticas con Rusia. Hemos vuelto a la política de demonizar al presidente (ruso, Vladimir) Putin. Y lo que está atrás de todo esto, es la idea de Washington de que Rusia pudiera volver al estado de vasallaje de los ’90, donde podrían con un gobierno débil, un gobierno entreguista, conseguir la dominación de Rusia.
Entonces, la idea aquí es una guerra fría reeditando la táctica de los años ’80, que pasa por debilitar el gobierno ruso y conseguir la dominación total de la Economía, como se hizo en la época de (Boris) Yeltsin.
Es decir, la meta es lograr un gran retroceso para Rusia pero un gran avance para el poder y la dominación norteamericana. Para alcanzar esa meta, la herramienta es usar la agresión en Ucrania por parte de los países de la OTAN para provocar una guerra armamentística, que podría poner en bancarrota a Rusia y tal vez, utilizarla para enfrentar a Rusia en uno y otro lugar. Por ejemplo, en los países bálticos, se están desarrollando ejercicios militares muy agresivos; Polonia está muy metida con Lituania, Letonia y Estonia, en toda una política de poner la Unión Europea en pie de guerra contra Rusia.
Podemos pensar también que para la crisis en Europa es útil tener una guerra fría como una distracción, una desviación, de los grandes problemas económicos internos. Washington tiene el proyecto de fortalecer esas tendencias derechistas en Europa y a partir de eso, construir un frente dentro de EEUU que podría debilitar las fuerzas progresistas que buscan cambiar la política más hacia el progresismo.
Y hasta ahora la guerra fría norteamericana es una cosa de la cúpula, porque el pueblo aquí todavía piensa primero en los problemas económicos y recién después, en cualquier tema externo.  

EChI: ¿El resto del mundo está consciente de lo que supone un conflicto en esta área?
JP: Yo creo que si, hay mucha preocupación. Por ejemplo, en Japón hay grandes protestas contra el militarismo ascendente; en China también hay conciencia de que EEUU está tomando medidas agresivas e intervencionistas, manipulando las protestas en Hong Kong y otros lugares para debilitar al gobierno.
La campaña mediática es igual, es totalmente anti China y anti Rusia, y busca fomentar una actitud de conflicto, y que Rusia y  China son las causas de cualquier problema que enfrenta el pueblo.
Pero como decía, en Europa, particularmente en el sur de Europa, hay una gran conciencia del peligro de esta política de agresión. Y también entienden que es contraproducente, porque muchos productos agrícolas de España y Grecia, se exportan a Rusia y han sufrido grandes pérdidas.
En Francia, la popularidad de la política pro Atlántico, pro OTAN, es muy débil. (El presidente francés, François) Hollande, que es el principal vocero de esta política, ha bajado nuevamente su popularidad.
Pensamos que la alternativa tanto de la derecha dura del Frente Nacional, así como los sectores más progresistas del partido Socialista, han ganado influencias. Entonces, no es fácil imponer la política norteamericana con Rusia, cuando está en juego el peligro de una guerra nuclear.

EChI: Bien, nos vamos a Grecia. ¿Cómo analizas estos primeros días del gobierno de Syriza y las negociaciones del primer ministro Alexis Tsipras?
JP: Hay novedades. Uno tiene con mucha cautela tratar de interpretarlo.
Por un lado, las declaraciones de Alexis Tsipras son por un lado muy conciliadoras, en el sentido que aceptan la deuda, aceptan la necesidad de pagarla, sólo buscan una moratoria, una postergación en los pagos actuales, para poder canalizar dinero al estímulo de la Economía.
Pero hay una cosa que debo comentar personalmente. Yo estuve asesorando al primer gobierno del Partido Socialista deAndreas Papandréu del año 1981 hasta 1984 cuando renunció. Y hay una tendencia en Grecia, de los políticos de izquierda, incluso los que se auto consideran radicales, es que dan señales por la izquierda y toman virajes a la derecha. Es decir, utilizan un discurso radical para cosechar votos y después, cuando llegan al poder, postergan cualquier cambio estructural.
Recuerdo que Papandréu prometió dejar de integrar la OTAN, prometió cerrar las bases militares, prometió salir de la Unión Europea; pero al final de cuentas simplemente aceptó mayores préstamos de la Unión Europea y cobrar más renta por las bases militares; pero todo quedó igual, sólo aumentó los salarios, el número de empleo y los gastos sociales. Pero al final de cuentas, empecé a ver que la ideología, la retórica, no se correspondía a la práctica.
Creo que hay paralelismos entre Syriza y el Partido Socialista Griego de los ’80, y temo que algo similar pueda pasar.
Recuerdo que cuando fui a consultar con el Primer Ministro, entré por la puerta izquierda y cuando salí, por la puerta derecha entraba el embajador norteamericano. Y la secretaria me dijo: ‘Petras no pienses que estás influyendo, porque utiliza sus críticas a la derecha para justificar su apoyo a las políticas norteamericanas’.
Entonces, el doble discurso y la demagogia populista es algo que tiene antecedentes en Grecia. No digo que Tsipras es igual que el viejo Papandréu, pero creo que debemos andar con cautela, muchos que no conocen la historia y la cultura política griega, se han subido al tren de Syriza, diciendo que van a hacer muchos cambios sociales. Pero tenemos que suspender el juicio y esperar y presionar que puedan cumplir por lo menos parcialmente el programa, porque las necesidades en Grecia son enormes. Creo que una traición al pueblo, al electorado, va a costarle a Syriza, va a costarle a Grecia mucho más de lo que le costó en los años ’80, cuando yo estuve allá.

EChI: ¿En qué otros temas vienes trabajando?
JP: Lo primero es un comentario sobre Ucrania. Un general ucraniano, que no es exactamente un rebelde, es un oficialista, declaró que no hay soldados rusos en Ucrania. Que todo es una mentira de su propio gobierno, que acusa a Rusia, cuando lo que hay en progreso es una guerra civil con el pueblo del Este, que busca mayor independencia, democracia y escapar de los controles que intenta imponerle la Junta de Kiev.
Es una declaración importante porque la prensa en todo occidente acusa a Rusia de fomentar el conflicto y que está metido en la guerra, y no es cierto. Es una guerra civil con los sectores populares del Este ganando terreno y el gobierno occidental, el gobierno de Kiev, muy debilitado y con poco apoyo popular. Incluso hay muchas deserciones de soldados que no piensan más en las mentiras del gobierno que acusa a Rusia de ser el combatiente, pero cuando están allá en el Este encuentran sólo a ucranianos.
Entonces, debemos tomar en cuenta que la situación en Ucrania sigue siendo muy conflictiva pero con avances de los sectores libertadores.
El otro tema que quería comentar es el caso de Nisman.
En el caso Nisman, cada vez que encontramos nuevos datos, encontramos los vínculos entre Nisman, Israel y la CIA. Todas las acusaciones que han hecho vienen de supuestas escuchas hechas por agentes de la CIA en Argentina.
Uno tiene que decir que Nisman no es un mártir argentino, es un mártir de las agencias internacionales de Inteligencia que utilizaron su posición para hacer acusaciones buscando debilitar el gobierno de los Kirchner. Debemos entender que Nisman funcionaba más como brazo externo de la política de las agencias de Inteligencia que como un investigador judicial sobre el acto terrorista de la AMIA, buscando culpabilizar a Irán para romper relaciones entre Irán y el mundo occidental. Y sobre todo, para perjudicar las  negociaciones para la paz, que es exactamente la política del Mossad, de Israel.
No es coincidencia  que intensificaba sus acusaciones contra Cristina Fernández en momentos en que se deterioraban las relaciones de Israel con el mundo. Israel buscaba un mártir para distraer la opinión pública y a la vez, perjudicar la opinión mundial contra Irán. Es decir, Irán es la principal víctima en todo este complot de Nisman en Argentina; pero Argentina es simplemente un terreno para el conflicto de Israel contra Irán.
Finalmente quiero terminar con un comentario que hizo Fidel Castro, que es muy importante sobre la apertura del diálogo entre Estados Unidos y Cuba; avisando al mundo y particularmente a los cubanos, que hay que marchar con toda cautela. Fidel dijo que muchas veces EEUU utiliza la diplomacia, la negociación, para mantener status quo. Es decir, no quieren discutir el fin del embargo, del bloqueo, no quieren discutir la entrega de Guantánamo, un territorio cubano colonizado hace más de cien años; quieren imponer condiciones sobre el tratamiento interno de la política en Cuba, etc. Y creo que es un buen aviso de Fidel, advirtiendo a los nuevos políticos cubanos que deben cuidarse. No está contra de las negociaciones, para nada, lo que dice es que hay muchas trampas cuando uno empieza a tratar con los norteamericanos. Y él debe saberlo porque por más de 50 años, Fidel fue el mejor baluarte en defensa de la soberanía de Cuba, y evitando tanto los ataques militares, como el bloqueo económico.
Creo que es un buen aviso, porque de repente después de las declaraciones de Fidel, el gobierno empieza a reconsiderar  algunas propuestas norteamericanas sobre la reapertura, etc. Debemos entender que la primer fuerza que utiliza EEUU en todos estos esfuerzos de desestabilizar el gobierno, es fomentando las organizaciones no gubernamentales, que son brazos políticos para subvertir un país. Y han usado esto en Rusia y otros países para intervenir, utilizando instrumentos como las ONG’s para debilitar la política del gobierno. Han utilizado las ONG’s en Venezuela, en China, etc. Supuestamente grupos que buscan fortalecer la sociedad civil, o las organizaciones por los derechos humanos, pero nunca critican  los derechos humanos en EEUU, los miles de muertos en Siria, Irak, etc. Son muy cuestionados estas ONG’s porque sólo critican a los adversarios de los EEUU.
Entonces, Fidel ha dicho cuídate de esta apertura con EEUU porque sigue siendo un país imperialista.

EChI: Muchas gracias Petras por todo este análisis. Un abrazo.
JP: Un abrazo para la audiencia de Uruguay y toda América Latina. Chau.

(*) Escuche en vivo los lunes a las 11:30 horas (hora local) la audición de James Petras por CX36, Radio Centenario desde Montevideo (Uruguay) en el 1250AM del Dial; y para todo el mundo a través de www.radio36.com.uy





Los ejercicios de Kegel para la recuperación del suelo pélvico
http://www.crianzanatural.com/images/i_impr.gif
http://www.crianzanatural.com/images/i_email.gif

¿Qué son los ejercicios de Kegel?
Los ejercicios de Kegel fueron ideados por el Dr. Arnold Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Hasta entonces, las mujeres, o bien soportaban como podían la incontinencia urinaria (imposibilidad de retener la orina al reír, toser, estornudar o saltar), o bien debían pasar por el quirófano, lo cual tampoco era siempre una garantía de solución.
Hay varias maneras de realizar los ejercicios de Kegel, pero todos se basan en contraer y relajar el músculo pubococcígeo o PC (también conocido como músculo del suelo pélvico) repetidas ocasiones, con el objetivo de incrementar su fuerza y resistencia, y así prevenir o evitar la incontinencia urinaria y otros problemas relacionados.
El músculo PC es el principal músculo del suelo de la pelvis. Tiene una conexión nerviosa que alcanza el nervio pélvico, una ramificación que conecta el útero y la vejiga en la mujer. (En el caso del hombre, conecta la vejiga y la próstata con la parte inferior de la columna vertebral.) Si el músculo PC es fuerte, se convierte entonces en el mayor transmisor de energía. En el hombre la contracción de este músculo estimula la próstata y en la mujer el útero.
¿Cuales son los músculos del suelo pélvico?
El suelo pélvico es un sistema de músculos y ligamentos que cierran el suelo del abdomen manteniendo en posición correcta y en suspensión la vejiga, el útero y el recto en contra de la fuerza de la gravedad. El debilitamiento del suelo pélvico provoca uno o varios de los siguientes trastornos: incontinencia urinaria de esfuerzo, prolapsos (caída de los órganos intrabdominales) y disfunciones sexuales.
La figura anterior muestra los tres diafragmas bajos del suelo pélvico. Los músculos más superficiales se muestran en verde, los del diafragma urogenital en amarillo y el pubococcígeo en rojo.
¿Por qué debería hacer los ejercicios de Kegel durante y después del embarazo?
Fortalecer los músculos del suelo pélvico te ayudará a:
  • Eliminar o evitar la incontinencia agravada por el peso del bebé sobre tu vejiga durante el embarazo.
  • Facilitar el parto al producirse menos desgarros (y posiblemente evitar una episiotomía) con menor dolor tras el parto.
  • Incrementar la circulación sanguínea en la zona rectal, ayudándote a curar más rápidamente un desgarro o episiotomía y reducir la posibilidad de hemorroides.
  • Evitar el prolapso (salida de sitio) del útero, vejiga y otros órganos de la zona, después de tener al bebé.
  • Volver a tus actividades normales después del parto sin temor a la incontinencia cuando rías, tosas, estornudes o saltes.
  • Incrementar el placer sexual. Los ejercicios de Kegel son esenciales para tonificar los músculos vaginales y volver a una vida sexual normal tras el parto.     
La incontinencia tras el parto afecta alrededor del 30% de las mujeres, y las hemorroides a un 50% de las embarazadas. Ambos problemas pueden evitarse haciendo ejercicios de Kegel cada día.
¿Sabías que el 45% de las mujeres padece incontinencia urinaria?
El problema de la incontinencia se genera al debilitarse los músculos del suelo pélvico. Éstos sostienen la parte baja del abdomen como un arco protector en forma de hamaca flexible, y ofrecen el apoyo y sostén necesarios para la vejiga, el útero y el intestino inferior.
A través del suelo pélvico pasan los conductos de salida al exterior de estos tres órganos: la uretra, la vagina y el recto.
Además de las consecuencias físicas, la incontinencia también origina problemas psicológicos y sociales. En opinión del doctor Miguel Ángel Jiménez Cidre, director del Centro de Estudios sobre la Incontinencia (CEIN), quienes sufren la incontinencia deben hacer frente a los prejuicios y la desinformación existentes en el entorno de las afectadas. "Entre estas consecuencias, tenemos la pérdida de autoestima y la limitación de la actividad física, sexual y laboral cuando no reciben tratamiento". Las afectadas, además, también pueden presentar trastornos emocionales relacionados con la enfermedad, como ataques de pánico, estrés y depresión.
"Las consecuencias de las disfunciones del suelo pélvico alteran de forma importante la calidad de vida de la paciente y, en cierta medida, la aíslan al repercutir negativamente en su ritmo de vida cotidiano. Muchas mujeres no van a ciertos lugares por temor a orinarse o viven con vergüenza su problema y ni siquiera se atreven a consultarlo con su médico, cuando éste podría ofrecerles ayuda. Además, cuando interfiere en la esfera sexual, pueden surgir conflictos serios de pareja", explica la doctora Lidia Montoya, especialista del Servicio de Ginecología del Hospital Ramón y Cajal.
¿Cuáles son las causas que debilitan el suelo pélvico?
  • Embarazo: por el peso del útero
  • Parto: al pasar el bebé a través de la vagina
  • Posparto: ejercitar precozmente abdominales o realizar saltos, practicar deportes o llevar pesos.
  • Deportes: en especial los de "saltos" y de "impacto"
  • Menopausia: por los cambios hormonales, ya que provocan pérdidas de flexibilidad y atrofia e hipotonía.
  • Herencia: dos de cada diez mujeres tienen debilidad innata en los músculos del suelo pélvico.
  • Hábitos cotidianos: retener la orina, vestir prendas muy ajustadas, practicar canto, tocar instrumentos de viento.
  • Otras causas: obesidad, estreñimiento, tos crónica, estrés y otras.
¿Qué son las hemorroides?
Las hemorroides son una forma de venas varicosas que se producen de forma habitual durante el embarazo debido a la creciente presión sobre las venas del recto. Puede ser que ocurran por primera vez o que se agraven por culpa del embarazo. Algunos de los síntomas de las hemorroides son picores, dolor y sangrado en el ano. Si notas sangrado rectal durante el embarazo, consulta con tu médico. A pesar de que lo más probable es que se trate de hemorroides, es mejor que un médico descarte otras posibilidades más serias. Puede ser que necesiten una cirugía menor, pero habitualmente remiten solas tras el embarazo.
¿Cómo identifico y aíslo los músculos del periné para hacer los ejercicios de Kegel?
La manera más sencilla de reconocer el músculo perineal es deteniendo la micción a intervalos. Si puedes hacerlo, incluso aunque sea parcialmente, habrás localizado los músculos que deberás ejercitar para los ejercicios de Kegel. Siéntate con las piernas confortablemente abiertas, intenta detener la orina y vuélvela a dejar fluir sin mover las piernas. Si puedes hacerlo sin esfuerzo, es que tienes músculos pélvicos fuertes. Haz esta prueba únicamente para reconocer los músculos; no la realices habitualmente como un ejercicio más ya que podría causarte una infección de orina.
Otra forma de identificación consiste en insertar un dedo limpio en la vagina e intenta apretarlo. Si notas algún movimiento muscular es que has dado con él. Intenta repetirlo tantas veces al día como puedas, empezando por unas 50 hasta alcanzar las 300 al día. A medida que tu musculatura esté más tonificada, podrás notar que aprietas más.
Si ninguna de estas técnicas funciona en tu caso, no te preocupes. Coméntalo con tu médico para que te ayude a reconocer los músculos o incluso te recomiende rehabilitación (cubierta por la Seguridad Social española).
¿Cuando debería hacer los ejercicios de Kegel?
Una vez has identificado los músculos del suelo pélvico, puedes hacer los ejercicios de Kegel cuando y donde quieras, ¡porque nadie sabrá que los estás haciendo!
Si tras realizar los ejercicios te notas fatigada, con dolor en la espalda o músculos abdominales, o irritabilidad nerviosa, es un signo de que estás apretando con los abdominales, la espalda, los muslos o los glúteos. Intenta relajarte y contraer solamente los músculos del suelo pélvico.
Si ya padezco incontinencia urinaria, ¿cuanto tiempo tardaré en notar mejoría con los ejercicios de Kegel?
Si realizas alrededor de 200 repeticiones al día (cuatro series de 50), se necesita de 6 a 12 semanas para notar mejoría, según el departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Iowa. Es un proceso lento, que además deberás hacer de por vida, pero que te recompensará con creces.
En un estudio aparecido en la revista Obstetrics and Gynecology, científicos suizos encontraron que las mujeres que empezaron a hacer los ejercicios simples, dos meses después del parto y durante doce semanas, tuvieron significativamente menos problemas de incontinencia urinaria que mujeres que no los realizaron. Alrededor del 60% de las mujeres que ejecutaron los ejercicios dos veces a la semana, bajo supervisión, informaron de una gran mejoría en su capacidad de control de los músculos de la vejiga. Además de los ejercicios, las mujeres tomaron parte en un programa de entrenamiento por ordenador para ayudarles a que fueran más conscientes y tuvieran mejor control de estos músculos usando electroestimulación. Una pequeña descarga eléctrica en los músculos pélvicos a través de la vagina les ayudó a mejorar la resistencia de dichos músculos.
Estos ejercicios deben ser supervisados por fisioterapeutas, y se ofrecen en los servicios de rehabilitación de la Seguridad Social española. En algunos casos graves, como cuando a la mujer se le hace imposible reconocer los músculos del suelo pélvico, la estimulación eléctrica y el uso de aparatos que faciliten su realización son fundamentales.
Estoy muy ocupada, ¿cómo puedo hacer 200 repeticiones al día?
Puesto que los ejercicios se pueden realizar en cualquier lugar y en el momento que desees, ya que nadie los nota, es más fácil encontrar un hueco en tu apretada agenda. Puedes aprovechar y hacerlos durante la emisión de anuncios en televisión, o mientras amamantas a tu bebé o le das el biberón. Intenta relacionarlo con algo cotidiano que hagas todos los días, como lavarte los dientes, o esperar a que el semáforo se ponga en verde o llegue el autobús para ir a trabajar. Sería bueno que hicieras al menos 50 repeticiones cuatro veces al día, todos los días.
Si acabas de dar a luz, es muy importante que los músculos perineales estén recuperados antes de realizar ningún otro ejercicio. Consulta con tu médico sobre cuando estarás lista para empezar a hacer ejercicio ligero tras el parto.
¿Cómo hago los ejercicios de Kegel?
Aquí tienes varios ejercicios que puedes probar. Hasta que domines la técnica, es preferible que te tumbes cómodamente de espaldas con los pies planos en el suelo y las rodillas dobladas. Mantén toda la espalda en el suelo, sin que quede ningún hueco en la zona lumbar. Intenta imaginarte como tiras de los músculos hacia arriba. Hazlo lentamente, concentrándote hasta que no puedas más. Aguanta, respirando tranquilamente, deja ir muy despacio y relájate. Repítelo unas 15 veces.
Los ejercicios de Kegel
1. El lento
Aprieta los músculos como hiciste cuando intentaste detener la orina, tirándolos hacia arriba. Contráelos y mantenlos así mientras cuentas hasta 5 respirando suavemente. Luego, relájalos durante 5 segundos más, y repite la serie 10 veces.
Intenta aumentar progresivamente el tiempo de contracción y relajación. Empieza por 5 segundos en cada caso hasta llegar a los 20. Cuanto más tiempo consigas aguantar la contracción de los músculos, más fuertes se harán.
2. El rápido
Aprieta y relaja los músculos tan rápidamente como puedas hasta que te canses o transcurran unos 2 ó 3 minutos (lo que suceda primero). Empieza con 10 repeticiones cuatro veces al día hasta alcanzar las 50 repeticiones diarias.
3. El ascensor
Este ejercicio requiere cierta concentración, pero sus resultados son muy buenos. Tu vagina es un tubo muscular con secciones en forma de anillo dispuestas una sobre otra. Imagínate que cada sección es una planta diferente de un edificio, y que subes y bajas un ascensor tensionando cada sección. Empieza subiendo el ascensor suavemente hasta la primera planta, aguántalo durante un segundo, y sube hasta la segunda planta. Sigue subiendo tantas plantas como puedas (normalmente no más de cinco). Para bajar, aguanta también un segundo en cada planta. Cuando llegues abajo, intenta ir al sótano, empujando los músculos pélvicos hacia abajo durante unos segundos (tal y como si estuvieras de parto). Finalmente, intenta relajar por completo la musculatura durante unos segundos. Sobre todo, no te olvides de respirar pausadamente y de no realizar el ejercicio con ayuda de los músculos abdominales.
4. La onda
Algunos músculos del suelo pélvico están dispuestos en forma de un ocho, pero con tres anillos. Un anillo se sitúa alrededor de la uretra, otro alrededor de la vagina, y el último alrededor del ano. Contrae éstos músculos de delante a atrás y relájalos de atrás a delante.
Haz estos ejercicios tantas veces como puedas al día. El objetivo es conseguir realizarlos sin que se noten. Cuando empieces a realizarlos, pueden parecerte incómodos y raros, pero pronto verás que podrás llevarlos a cabo sin que los demás se den cuenta.
Al principio, al practicar el ejercicio lento, puedes notar que los músculos no quieren mantenerse contraídos. También es posible que te canses enseguida con el rápido. Pero si perseveras, verás que en pocos días no te supondrán ningún esfuerzo.
¿Hay algo más que pueda hacer?
La gimnasia hipopresiva del Dr. Caufriez está teniendo cada vez mayores seguidores. La idea principal consiste en trabajar la cincha abdominal y el suelo pélvico para reducir la presión intraabdominal. Debido a la complejidad de estos ejercicios, recomendamos acudir a un centro fisioterapéutico donde puedan enseñarte a realizarlos personalmente.
----------------
© Todos los derechos reservados. Este documento no puede ser reproducido, total o parcialmente, sin autorización expresa de Crianza Natural SL, y, en su caso, de los autores y traductores.


http://www.crianzanatural.com/images/bot_art.gif Artículos relacionados:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

SALÚ GRAL.

SALÚ GRAL.   https://clulosijoernande.blogspot.com/2021/09/el-final-del-sufrimiento-1-5-e-d-e-t-s.html Rotura de Ligamento lateral interno-e...